VAS A LA VIDA DEL PADRE PIO 


Padre Pio de Pietrelcina

Fraile Pio


Sacerdote y victima


Pietrelcina nueva Belén


Las Estigmas


La salida para  Foggia


S.Giovanni Rotondo


Los regalos de Jesús


Los médicos llegan


La vuelta a la normalidad


Cleonice Morcaldi


Mary Pyle, el Americana


Sacerdote y Maestro de espiritualidad


Grandes milagros


La profunda humanidad


Unos hechos


Padre Pio y la Virgen Maria


La Virgen de Fatima


La Ternura del Padre


El ruego y el amor a la Iglesia


Sobre el Calvario


"Seáis constantes y perseverantes"


"Jesús te llene el corazón de todo Él mismo"


Bibliografía

 


 

Padre Pio de Pietrelcina

 Para conocer a Padre Pio hace falta conocer Pietrelcina. En la encantadora ciudad de la provincia de Benevento él ha vivido su infancia y adolescencia, desde el 1887, año en que nació, hasta al 1903, cuando ha partió para el convento. Luego, vuelto a Pietrelcina en el mayo del 1909, aquí se  quedó, excepto que por breves períodos que lo vieron a las tomas con los empeños militares, hasta el 17 febrero del 1916, cuando empezó su misión sobre el Gargano.

Pietrelcina la ciudad de Padre Pio

Padre Pio y el Sacro Corazón de Jesús

 Jesús, mi aliento

 y mi vida

 Es Cristo Jesús que Padre Pia puerta en su cuerpo estigmatizado. Es siempre Cristo, con Su Corazón ardiente de amor, que vive en su corazón trasverberado, donándolo, a su vez, con la palabra y el amor sacerdotal, a las miríadas de almas que recurren a Él. Muchas de ellas lo seguirán en el camino emprendido, consagrándose a Dios. 

Donato Calabrese

http://www.sanpablo.es/libreria/listado/6/biografias-testimonio/1/biografias/padre_pio/100210051   Junio es el mes dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, cuyo culto, risalente a la tarda edad media, se difundió sobretodo en el siglo XVII, en consecuencia de las apariciones de Jesús a Santa Margherita Maria Alacoque.   

   Padre Pio de Pietrelcina es unoo de los grandes devotos del Sagrado Corazón de Jesús. Uno de los momentos cruciales de su vida es atado a una aparición de Jesús y es bien representado sobre la en la ventana historiada del la pequeña iglesia de Santa a Anna en Pietrelcina. Francesco tiene cinco o seis años, y es recogido en ruego en el pequeño templo del Burgo Castillo, cuando ve aparecer uno extraño personaje cerca del altar. Es el Sagrado Corazón de Jesús que lo mira colmado de cariño, haciendole señalo de acercarse.  

   Levantado, Francesco se dirige lentamente hacia de Él. Sus ojos inocentes y puros se encuentran con los de Jesús. Francesco se arrodilla delante, mientras que Jesús lo bendice poniéndole delicadamente su mano sobre la cabeza. En este momento íntimo y conmovedor de su infancia, en su corazón es instilado el germen de aquella contemplación infusa que lo devolverá excepcional y visible icono de las maravillas de Cristo y de Su Pasión. De ahora en luego Francesco Forgione vivirá todo para Jesús, sólo deseando de ser otro Jesús, todo Jesús, siempre Jesús", como confiará después muchos años a Cleonice Morcaldi, su hija espiritual. 

¡Siga leyendo!

Con una celebración eucarística presidida por el cardenal. Angelo Amato, desde el primero de junio, la exposición permanente del cuerpo del Padre Pío

 PADRE PIO

Exposición permanente de su cuerpo

   Será renovada y pasará a ser permanente, ya que 1 de junio de 2013, la exposición a la veneración de las reliquias del cuerpo de San Pío de Pietrelcina. Será el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, a presidir la celebración eucarística para el comienzo de la exposición, que tendrá lugar el próximo 01 de junio, a las 11:00 horas en la iglesia de San Pío de Pietrelcina. El cuerpo de San Pío de Pietrelcina permanecerá en el mismo lugar, es decir, en la iglesia inferior dedicada a él, y se mantiene en una urna de cristal. Esta decisión se tomó después de numerosas llamadas telefónicas, correos electrónicos, cartas y las demandas continuas de los peregrinos que vienen a San Giovanni Rotondo, en el que expresa su deseo de volver a ser capaz de rezar ante las reliquias del Cappuccino venerado. Los Frailes y el Arzobispo han tenido a bien poner en práctica esta iniciativa en este Año de la fe, que la renovación de los beneficios espirituales, suscitadas por la exposición anterior (24 abril 2008 hasta 24 septiembre 2009) y, en particular, para despertar en los corazones de muchos peregrinos de la fe, la virtud de la cual el Padre Pío era y sigue siendo un testigo ejemplar en sus escritos, su espiritualidad y, sobre todo, con la consistencia de su vida.

El ángel de la guarda es el amigo del corazón de padre Pio. Es la ayuda siempre cercana en su vida existencial y mística.

PADRE PIO Y LOS áNGELES

 

Donato Calabrese

   La calle de Santa Maria de los Ángeles a Pietrelcina, dónde Padre Pio ha vivido intensamente su relación de extraordinaria amistad con el ángel de la guarda, es particularmente indicativa de esta intensa unión espiritual, ya que su casa, en los últimos cuatro años de su vida sacerdotal en Pietrelcina, es situada justo sobre esta callejuela tortuosa, ubicada en el centro del Burgo Castillo, y puede estar bien definida como la Casa de los Ángeles. Aquí, más que en otro lugar, la presencia continua de los ángeles evoca fuertemente la bíblica Escalera de Giacobbe, Jacob, citado por Jesús en el encuentro con Natanael, Bartolomé.

Donato Calabrese

¡Vas a la Página!  La amistad y la ternura entre el Padre Pío y los ángeles es uno de los signos característicos más importantes de la vida espiritual del sacerdote estigmatizado.

    Ya en los años de su infancia y juventud, en Pietrelcina, el Padre Pío vivió intensamente una extraordinaria amistad espiritual y mística con su ángel de la guarda. Como dijo el sacerdote don Nicola Caruso de Pietrelcina: "Más de una vez, Francesco, regresando de la escuela, me dijo que cuando él llegó a casa, encontró a la puerta un hombre vestido de negro, que no quería que que pasara. Entonces se detuvo e hizo la señal de la cruz. En este punto, un niño descalzo llegó y desapareció el hombre de negro. Así, Francisco fue capaz de entrar en la casa. ¿Quién era el niño descalzo, no es difícil de imaginar: el ángel de la guarda del padre Pío, mientras que el negro es fácilmente reconocible en el espíritu del mal. Es él quien, de niño, comenzó a estar cerca de él, mostrándole la atención que nunca dejará en su vida”.

   La calle de Santa Maria de los Ángeles a Pietrelcina, dónde Padre Pio ha vivido intensamente su relación de extraordinaria amistad con el ángel de la guarda, es particularmente indicativa de esta intensa unión espiritual, ya que su casa en los últimos cuatro años de su vida sacerdotal en Pietrelcina, es situada justo sobre esta callejuela tortuosa, ubicada en el centro del Burgo Castillo, y puede estar bien definida como la Casa de los Ángeles. Aquí, más que en otro lugar, la presencia continua de los ángeles evoca fuertemente la bíblica Escalera de Giacobbe, Jacob, citado por Jesús en el encuentro con Natanael, Bartolomé.La casa de los ángeles habitada por Padre Pio 1912-1916

   Para comprender algo de la ternura maravillosa relación de Padre Pío con el ángel de la guarda, y también con el Arcángel Miguel, hay que leer las cartas del Padre Pío, y en particular la colección de letras enlazadas de él, y los directores espirituales, conociendo la habitual discreción del fraile capuchino en comunicar las cosas extraordinarias que ocurrieron en su ciudad de Pietrelcina, sobre todo en los años de su sacerdocio.

  En la carta que Padre Agostino escribe a su querido hijo espiritual el 20 de abril de 1912, se empieza a delinear la extraordinaria asistencia celeste, recibida, por el Padre Pio, en la lectura y escritura de sus escritos: “…..Si puedes, responde a mi pregunta: ¿Quién te enseñó francés? ¿Por qué, mientras que antes no te gustaba, ahora te gusta?”. “A su pregunta sobre el frances - escribe el Padre Pío - contesto con las palabras del profeta Jeremías: “A, a, a, ... Nescio loqui”.

   Se trata de una respuesta clara, y luego evangélica, y, por lo tanto, humilde, pero evasiva. Citando a Jeremías, Padre Pio escribe: “No sé hablar”. Una respuesta bíblica que será aclarada más tarde por el mismo Padre Agostino Pio “Padre Pio no conoce ni el griego ni el francés. El ángel de la guarda le explica todo”.

   En algunas de las cartas escritas en francés por el padre Agostino, Padre Pio también responde en francés, mostrando, por tanto, conocer el idioma, o conocen a alguien que interpreta las cartas escritas en francés. Y ese alguien es su ángel de la guarda.

  Padre Pio vive inmerso en lo sobrenatural, dando una prueba concreta de lo que Él no puede hacer, como entender e francés y el griego. Una persona le ayuda en la interpretación de otras lenguas.

  Y es maravilloso pensar en la pequeña ciudad de Pietrelcina, lugar privilegiado de encuentro entre cielo y tierra, dónde lo sobrenatural no desdeña de manifestarse y revelarse por el humilde fraile stigmatizzato. 

   El mismo Padre Agostino, quien primero percibió la santidad latente en el joven fraile capuchino, sigue preguntando señales del cielo, para demostrar lo que él ha admitido más veces, y es decir que el ángel de la guarda lo ayuda y le haga hasta de secretario, especialmente en el interpretar las cartas recibidas recibidas y escritas en francés y en griego. Igual que la carta que el padre Agostino escribe a Padre Pio el 7/09/1912: “¿Cuál será tu ángel de esta carta? Si Dios quiere, tu ángel podía dejarlo llegar a entender, si no, dímelo...”. En la parte inferior de esta carta escrita al padre Pío en el idioma griego, el párroco de Pietrelcina declara posteriormente: “Pietrelcina, 25 de agosto de 1919. Testifico aquí firmado bajo la santidad del juramento, que el Padre Pío, después de recibir esto, literalmente dicho contenido. Interrogado por mí, ya que podía leer y explicar, ni siquiera conocer el alfabeto griego, dijo: ¡Lo sé! El ángel de la guarda me lo explicó todo. L.S. El Pastor Salvatore Pannullo”.

 ¡Siga leyendo!

(1909-1916) Siete años de misterio en Pietrelcina

 

PADRE PIO

Donato Calabrese ha colaborado en diversas publicaciones periódicas, y también en la radio y en la televisión en programas religiosos. Ha conocido al Padre Pío de Pietrelcina y es un estudioso de su vida y de su experiencia de santidad.

Padre Pio de Pietrelcina

   Este libro se centra en la vida del padre Pío, concretamente en el período que va de 1909 a 1916: siete años que el Santo pasa en su pequeña ciudad natal a causa de misteriosas enfermedades físicas, que se agravan cada vez que el fraile regresa a su comunidad. Por el contrario, cuando vuelve a Pietrelcina, a su familia, se recupera de forma insospechada, hasta el punto de que sus superiores optan por concederle una estancia prolongada en su ciudad natal. Durante estos largos años en Pietrelcina, el padre Pío estudiará Teología y profundizará en el conocimiento de obras de espiritualidad, sobre todo de santa Teresa de Jesús y de san Juan de la Cruz. Y será precisamente durante estos años cuando el santo capuchino viva acontecimientos singulares, como el de los estigmas.

¡Siga leyendo!

Quiero publicar esta hermosa expresión del amor para el Padre Pío, desde Asunción, Paraguay, de Mirtha Carolina Méndez 

 

¡QUE BELLEZA!

 

   Cuanta información, cuanta ternura de trabajo para amar a nuestro querido Padre Pío, hijo dilecto de Jesús y María Santísima.

Mirtha Carolina Méndez

Mirtha Carolina Méndez con la Imagen del P.Pio y los hermanitos Capuchinos   Mi querido hermano en Cristo Jesús y en el amado Padre Pío de Pieltrecina, te escribo para decirte gracias por tan bella página, la que un día buscando encontrarme con mi querido Padre Pío en la paz y quietud de una temprana mañana, al llegar en mi oficina, busco en la web y encuentro tu página: QUE BELLEZA! cuanta información, cuanta ternura de trabajo para amar a nuestro querido Padre Pío, hijo dilecto de Jesús y María Santísima.

   Hace solo una semana, tuve la bendición de estar cerca de las reliquias de nuestro amado Padre Pío, con la inolvidable visita al Convento Capuchino de Asunción, del Padre Hermelindo Di Capua.

¡Siga leyendo!

¡Oh noche que juntaste amado con amada, amada en el amado transformada!”.      

 

PADRE PIO Y LA NOCHE OSCURA

   La idea de la noche oscura, o alta noche del espíritu, nace en la mística cristiana y remonta, de modo particular, a Gregorio de Nissa, aunque es Juan de la Cruz, que le otorga un valor primario por la vida espiritual y por la experiencia mística.  

 

Donato Calabrese

Ir a la página

   La noche oscura o Noche del espíritu, es una experiencia desoladora y mientras tanto privilegiada por la vida misma del alma, en la que Dios purifica y renueva, dejando “el intelecto en las tinieblas, la voluntad en la aridez, la memoria sin recuerdos y los cariños inmersos en el dolor y en la angustia”.  

   Efectivamente, “el alma no puede adherirse a Dios a través de una unión trasformante o boda espiritual hasta cuando no se purifica de todas sus miserias y debilidades”.

    En esta Noche espiritual Dios dona de vez en vez un poco de alivio; pero el alma volverá enseguida a sentirse inmersa en las tinieblas, hasta cuando no entre en la última fase de la vida de perfección que es la unión trasformante.   

   Las primeras señales, si así podemos llamarle, de la que Padre Pio llama la noche del alma, remontan al año anterior, y precisamente en la carta escrita a padre a Benedetto de san Marco en Lamis, dónde puntea, a tintes hoscos, el estado íntimo de su espíritu y los efectos de la oscuridad desoladora en la que sabia afanosamente la “lejanía” de Dios. Una tal situación provoca un dúplice efecto en su íntimo: el pensamiento que la misma alma haya sido infiel con su Dios y la cognición que el amor misericordioso de Jesús no deja de hacerse sentir en su corazón agitado, aunque él percibe intensamente la oscura noche del espíritu, por la que no filtra tampoco un rayo de luz divina.  

   Es la “noche oscura”. Hasta ahora el alma ha vivido alegrándose  consuelos divinos y dejándose mecer del amor de Dios. Ahora, en cambio, las alegrías y los consuelos desaparecen completamente, y se encuentra hundida en la oscuridad más oscura de la fe, con un tormento que Padre Pio reputa parecido a las as almas que han perdido para siempre el Dios.   

   La idea de la noche oscura, o alta noche del espíritu, nace en la mística cristiana y remonta, de modo particular, a Gregorio de Nissa, aunque es Juan de la Cruz, que le otorga un valor primario por la vida espiritual y por la experiencia mística.  

¡Siga leyendo!

OTROS SitiOS PUBLICADOS POR EL Autor:

Pietrelcina, la Ciudad natal de Padre Pio (Español)

Pietrelcina, the little native town of Padre Pio (English)

Pietrelcina, la Citadèle Natale de Père Pio (François)

La página personal de Donato Calabrese

Si quieres conocerme mejor

Benevento, la ciudad donde Padre Pio fue ordenado sacerdote (Italiano)

DE Donato Calabrese

Dedico este sitio a mi madre Concettina Immacolata Musco, aquí en la foto

Concettina Musco Calabrese

por haberme trasfundido la devoción hacia Padre Pio de Pietrelcina

ATENCIÓN

Todos los textos de este sitio, comprendidas las páginas unidas, soy copyright. Pues el empleo, sin la autorización de parte del autor, Donato Calabrese, está absolutamente prohibido, a los sentidos de las leyes vigentes..

Copyright © 1998 by Donato Calabrese

All rights reserved